lunes, 1 de febrero de 2021

"Alfredo Kraus, el gran señor del canto"


Es tan importante el mundo de la ópera para mí, y, más aún el del insigne e inigualable tenor Alfredo Kraus, que no tengo más remedio que hacer una nueva incursión en mi blog para reflejar gran parte de lo que acabo de leer.

Para la ocasión he tomado prestado, además del título, buena parte del contenido del artículo que el erudito escritor en estas lides, Julio Bravo, reflejó en el artículo que publicó ABC Cultural el 11/09/2018.

Empezaba así:

El día 10 de septiembre de 1999 (hoy cumplen diecinueve años) moría en Madrid, a los setenta y un años, el tenor canario Alfredo Kraus, uno de los más grandes cantantes de ópera del siglo XX. Se lo llevó un cáncer, pero en realidad murió de pena; el fallecimiento, dos años antes, de Rosa, su mujer, había sido una losa demasiado pesada para él.

Luego seguía extendiéndose sobre la obra del maestro. Para ello reproduzco, por su interés, algunos de los párrafos:

“Alfredo Kraus tenía carisma, algo que es imposible aprender, pues se nace con ello –decía el día de la muerte del tenor el director de escena Emilio Sagi-: cuando salía a escena en Werther le bastaba con decir la primera frase: ‘¿es aquí la casa de Comendador?’ para cautivar al público. Y es que hacía de cada palabra y cada frase una gran creación”.

Werther, el papel titular de la ópera de Jules Massenet, fue desde que lo incorporó a su repertorio a mediados de los años setenta, su principal caballo de batalla. La elegancia de su fraseo, su exquisita dicción, su dominio de la mezza voce y su distinción convertían en una soberana lección de canto cada representación de esta obra.

Pero no solo brilló como el héroe romántico creado por Goethe. Lo hizo con otros títulos de óperas francesas: Fausto, Romeo et Juliette, Manon, Les pécheurs de perles, Les contes d´Hoffmann, en las verdianas Rigoletto y La traviata y también en los repertorios belcantistas y mozartianos L´elisir d´amore, I puritanni, Lucia di Lammermoor, La sonnambula, Don Giovanni.

(…)

El legendario tenor italiano Giacomo Lauri-Volpì, autor de un revelador libro titulado Voces paralelas, definió a Alfredo Kraus como el máximo belcantista del siglo XX. La exquisita soprano alemana Elisabeth Schwarzkopf se refirió a él como “el tenor que posee la más óptima técnica vocal de nuestra época”.

Debutó tarde para lo que suele ser habitual. Tenía 29 años cuando la Ópera de El Cairo le contrató para cantar Rigoletto y Tosca. Pronto empezó a hablarse de un joven tenor rubio y de ojos azules, nacido en las Islas Canarias el 24 de noviembre de 1927, y que había llegado al canto empujado por su hermano Francisco. Tan solo dos años más tarde de aquellas funciones egipcias, el cantante vivía una velada que sería muy especial para él: su debut en Lisboa, con La traviata, y al lado nada menos que de María Callas.

La soprano griega había preguntado quién era ese joven desconocido con el que iba a cantar La traviata. “Su reacción –contaba Kraus a ABC años más tarde- fue la de una gran persona y una gran señora. No solo me felicitó muy sinceramente, sino que no quiso ninguna vez salir a saludar sola, y me cogió de la mano para que respondiera con ella a los aplausos del público”. “Kraus, llega usted tarde para mí”, le dijo María Callas después de su actuación lisboeta.

Otra legendaria cantante, la mezzosoprano Giulietta Simionato dijo en una ocasión: “Hacía ya mucho tiempo que había dejado de creer en la perfección. Pero lo que escuché a Kraus me hizo pensar que la perfección si existe en algún caso rarísimo. La perfección, en todo caso, es hoy Alfredo Kraus”.

(…)

Y es que Kraus fue una figura popular en aquellos años, en los que sin embargo los medios de comunicación no tenían la repercusión que tuvieron en los ochenta y noventa, ya con las televisiones dominando el panorama. Pero el tenor protagonizó dos películas. En una de ellas, Gayarre, encarnaba al mítico cantante navarro; en la segunda, El vagabundo y la estrella, interpretaba a un célebre tenor (curiosamente apellidado Kaufmann) que viene a España huyendo de la prensa y, por diversos avatares, se ve obligado a vivir como un mendigo.

El artículo de Julio Bravo concluía con estas palabras del propio Kraus:

Diecinueve años después de su muerte, la figura de Alfredo Kraus permanece asociada a la elegancia y la exquisitez en el canto, una disciplina que él reconocía como artificial: “Nadie ha nacido para cantar –dijo a ABC en una entrevista-. Creo que ni siquiera hemos nacido para hablar. Pero cantar es fundamentalmente técnica. Aunque, curiosamente, este artificio no es más que una vuelta al origen. Un bebé es capaz de llorar sin enronquecer durante días. Si lográramos atrapar esa técnica conseguiríamos la clave del canto”.

(La fotografía ha sido obtenida del propio artículo de Julio Bravo en ABC, reflejando un momento de la actuación de Alfredo Kraus en la ópera Marina, en el Teatro de la Zarzuela de Madrid).

martes, 5 de mayo de 2020

Sobre la Casa Rural Anida que hay en Valdelageve

Me ha llegado un correo de Rubén, que regenta una bonita casa rural en mi pueblo: Valdelageve. Se llama concretamente Casa Rural Anida. 

Pues bien, al haber introducido algunas modificaciones en lo referente a las direcciones electrónicas, me ha pedido que informe sobre ellas en mi humilde blog. Y presto, así lo he hecho. 

Página web: https://www.casaruralanida.es

Correo electrónico: reservasanidarural@gmail.com

Canal de youtube (con dos vídeos publicados por ahora): https://www.youtube.com/channel/UCo-c0j6eAc522Rak-e6ZJ1Q

Por otra parte, no han cambiado las direcciones de las otras redes sociales. 

La de Facebook es: https://www.facebook.com/anidarural

Y la de Twitter: https://twitter.com/anidarural


lunes, 6 de abril de 2020

Una gran noticia

“El matrimonio de 88 años que superó unido el virus”. Así es como Manuel Jabois ha titulado un artículo suyo aparecido hoy, día 6 de abril, en El País. El matrimonio está formado por Guadalupe y José, vecinos de Alcalá de Henares, pero son oriundos de dos municipios de la provincia de Salamanca: ella, de Valdelageve, y él, de Béjar.

Efectivamente, según el articulista ambos han dado una lección de amor y humanidad. Los dos estuvieron en el hospital madrileño de la Cruz Roja y en cuanto pudieron, a petición propia, los unieron en la misma habitación. Bien es cierto que José estuvo peor que Guadalupe y a ésta le pudieron dar el alta. Pero es tanto el cariño y apego que se tienen mutuamente, que ella misma, a pregunta de un facultativo, respondió: “sólo me iré con él”.

Un bello ejemplo de unión y amor que nos ha demostrado este entrañable matrimonio.

Gracias, queridísimos paisanos, por esta gran lección que nos habéis dado.


(Fotografía: Álvaro García, El País).

martes, 3 de marzo de 2020

Alcaldes habidos en Valdelageve desde el comienzo de la Democracia



Es un trabajo que tenía enormes ganas de hacer y, si soy muy franco, no sólo por complacer a todos mis paisanos, sino también por hacerlo a mí mismo. Deseaba hacerles conocedores de este proceso que comenzó nada menos que hace algo más de 40 años (en los ayuntamientos, desde el 3 de  abril de 1979) y que no dudo que lo acogerán con la misma alegría y satisfacción que yo lo estoy viviendo.


Bien es cierto que he tenido que hacer grandes indagaciones hasta llegar a culminar el trabajo, ya que, facilidades por parte de quienes podrían haberme ayudado, no recibí ninguna. Pero a lo que vamos: el trabajo está logrado y ahora mismo ya  todos nosotros somos conocedores del mismo.

Estos han sido nuestros alcaldes desde 1979:

1979-1983: Celedonio Matas Martín, UCD
1983-1987: Honorio Britos Martín, PSOE
1987-1991: Manuel Rodríguez Galán, PSOE
1991-1995: Celedonio Matas Martín, PSOE
1995-1999: Celedonio Matas Martín, PSOE
1999-2003: Crescencio Martín Matas, PSOE
2003-2007: Urbano Hernández Calles, PSOE
2007-2009: Crescencio Martín Matas, PSOE
2009-2011: a mediados de este mandato se produjo una moción de censura, concretamente el 26 de enero de 2009, pasando a ser alcalde Alejandro Matas Britos, del PP.
2011-2015: Alejandro Matas Britos, PP
2015-2019: Crescencio Martín Matas, PSOE
2019…: Crescencio Martín Matas, PP

Si os dais cuenta, en 8 legislaturas salió victorioso el PSOE, mientras que el PP, partido de centro-derecha, lo hizo en 2 ocasiones y UCD, un partido de centro, en 1.

Lo que ha quedado demostrado es que no es al partido a quienes votan los gevatos, sino a aquella persona que en esos momentos tenga las ideas más claras, un buen equipo y muchas ganas de trabajar, como lo acabamos de ver recientemente en estas últimas elecciones.

Nota aclaratoria: UCD, Unión de Centro Democrático; PSOE, Partido Socialista Obrero Español; PP, Partido Popular.


(Fotografías: Juan-Miguel Montero Barrado)




viernes, 29 de noviembre de 2019

Las elecciones generales del 10 de noviembre en Vadelageve

Participación


Censo: 71
Votos emitidos: 30 (42'25%)
Votos nulos: 0
Votos en blanco: 0
Abstenciones: 41 (57'75%)

Resultados

Partido Popular: 15 (50%)
Partido Socialista Obrero Español: 7 (23'33%)
Vox: 7 (23'33%)                                                     Ciudadanos: 1 (3'33%)

Por consiguiente, observamos cómo el índice de participación ha sido muy bajo, si lo comparamos con las elecciones habidas en abril. Por otra parte, el Partido Popular continúa siendo el más votado.



(Fotografía: Juan-Miguel Montero Barrado)

viernes, 30 de agosto de 2019

Fiesta de agosto a la Virgen en Valdelageve

Como cada año, la fiesta de agosto dedicada a la Virgen de Fátima ha resultado extraor-
dinaria. Quizá este año ha brillado más, al haber tenido ligeros cambios que han hecho que el pueblo haya disfrutado como hacía tiempo no lo veía.

La alegría, pues era un día especial, estuvo presente desde la mañana, que comenzó cuando desde muy temprano empezó a sonar la gaita y el tamboril, y seguidamente hizo acto de presencia Ángel Rufino de
Haro “El Marique-
lo” y sus acompa-
ñantes.

Pero la fiesta propia-
mente dicha comenzó con la proce-
sión -por cierto, muy bonita-, acompa-
ñada por el insigne gaitero, sus bailarines y las voces de los gevatos. Durante su recorrido se hicieron algunas paradas, en las que vimos y disfrutamos, dentro del momento en que nos encontrábamos, del baile, canciones y sonido de la gaita y tamboril.

En las puertas de la iglesia se hizo, como es
costum-
bre, la ofrenda a la Virgen, la cual, como 
siempre, resultó muy bonita y positiva. Los gevatos no somos muchos, pero sí generosos.

Ya dentro de la iglesia, que estaba llena de gente y de alegría, la santa misa transcurrió maravillosamente dirigida por el sacerdote, en la que hizo partícipes también a los niños. Estuvo acompañada no menos bien por “El Mariquelo”, que hizo que la gente estallase de emoción cada vez que irrumpía con sus canciones.

Al son de la música subimos al bar, lugar de encuentro de todos los gevatos y que sirvió para saludarnos, intercambiar opiniones mientras tomábamos un aperitivo y a la vez escuchar la actuación y sonido del ya conocido para nosotros saxofonista talaverano que hizo las delicias de todos nosotros.

A las 14,30 tuvimos una comida de confraternidad,
esta vez delante del bar. Era la primera vez que se hacía y no pudo resultar mejor. La empresa extremeña que la preparó estuvo siempre pendiente de cada detalle, desde la colocación de mesas y sillas, todas ellas enfundadas y cubiertas, hasta la preparación del convite, compuesto de paella,  carne, ensalada, postre y café, todo ello regado con un inmejorable vino. Gran parte  de la comida estuvo amenizada, pasando de mesa en mesa, por nuestro amigo saxofonista Ismael Dorado.

A las 16,30 siguió la música con un guitarrista de primera línea acompañado en algunas canciones por “El Mariquelo” y mi amigo Víctor, que, por cierto, cuando mejor estaba, nos obsequió tanto a mí esposa como a mí con la canción de “El Peregrino”. Gracias, amigo Víctor.

La fiesta siguió y los bailarines también, danzando
al compás de las gaitas y el tamboril, e invitando al público a que se anexionase a ellos. Turnándose, así se hacía y de esta manera tan bonita y alegre finalizó la tarde y terminó esta parte de la fiesta.

La gente marchó a cenar y después comenzó el baile. ¡Qué bonito, y qué bien dirigido y planificado, con música muy variada para todos los gustos y épocas! Ya de madrugada finalizaron las fiestas en Valdelageve.

Sólo resta dar la enhorabuena al Ayuntamiento, encabezado por muestro amigo y paisano Crescencio Martín Matas, al que no tengo más remedio que dar mi más cordial enhorabuena al estar y representar en todo momento a nuestro querido pueblo. 

También quiero dar mi agradecimiento a nuestro Alcalde, que se esforzó para que la fiesta fuera un éxito, a pesar de estar de luto, ya que su padre había falleció unos días antes. 


(Fotografías: Juan-Miguel Montero Barrado)  

jueves, 20 de junio de 2019

El pasado 15 de junio se constituyó el ayuntamiento de Valdelageve


En la circuns-cripción electoral de Valdela-geve se presenta-ron 2 candida-turas.

Por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) lo hicieron Alejandro Matas Britos y José Luis Britos Fernández. Y por el Partido Popular (PP), Crescencio Martín Matas y José Luis Galán Garrido.

Como resultado han sido elegidos: Alcalde, Crescencio Martín Matas (PP); y concejales, José Luis Galán Garrido (PP) y José Luis Britos Fernández (PSOE).

Qué duda cabe que en nuestro pueblo, como siempre, se ha votado a la persona y ésta, en concreto, es una de esas de las que, dada su forma de trabajar y decir, ha logrado cosas sumamente interesantes e importantes. Siempre directo y nunca dando rodeos para solicitar aquello que el pueblo precisa. De ahí la buena sintonía que tiene Cresce con sus vecinos. Y digo esto, porque el que se haya presentado por el partido contrario de las anteriores elecciones, no ha sido óbice para que haya ganado por abrumadora mayoría.

Desde estas líneas quiero enviarle mi más cordial enhorabuena y desearle lo mejor. Creo que el pueblo está en buenas manos, pues no en vano, a pesar de su juventud, es una persona madura en estas lides. Bravo luchador, persona incansable y siempre presto a ayudar a los vecinos y a su pueblo, que también es el nuestro.

A pesar del cambio, no exento de algunas contrariedades, espero y no dudo que mantendrá la misma línea que siempre ha tenido marcada. La misma en la que fue educado y que realmente tan buenos amigos y resultados le ha dado.


(Fotografía: Juan-Miguel Montero-Barrado)